background
logotype
image1 image2 image3

Inicio

Bolivia Merece Una Salida Soberana Al Mar

"Te regalo el metro marino que quizá me pertenece de esta larga culebra oceánica. Tanta costa para que unos pocos y ociosos ricos se abaniquen con la propiedad de las aguas. Pero los presidentes pasan como las olas, y el dios de las aguas seguirá esperando en su eternidad tu mirada de llocalla triste para iluminarla un día con su relámpago azul."

Canción a un niño boliviano que nunca vio la mar. Pedro Lemebel

Bolivia busca restituir parte de su antiguo territorio con acceso al Océano Pacífico. Esta nueva etapa del alegato jurídico, que inicia en 1975 cuenta hoy con un escenario geopolítico distinto y sin duda representa un reto para la política de integración regional.

A 132 años de la pérdida de 400 kilómetros de costa, el gobierno de Evo Morales ha presentado esta semana nuevos alegatos ante la CIJ de La Haya, buscando que se cumpla "la deuda histórica" de Chile con el pueblo boliviano.

Citando lo dicho por Salvador Allende, Evo Morales ha insistido en que "Bolivia retornará soberana a las costas del pacífico". El gobierno chileno, por su parte cuestiona los alegatos, afirmando que la zona limítrofe, está clara desde el acuerdo de 1904 y que la CIJ de La Haya no tiene competencia jurídica en esta disputa.

Lo claro es que el conflicto no ha tenido solución, debido a la importancia económica y geoespacial que tiene la región que comprende Tarapacá y el desierto de Atacama (Antofagasta), para los intereses de cada país.

La obtención de este territorio, después del tratado de 1904, significó para Chile la posibilidad de concentrar la explotación de nitrato, fundamental en la industria armamentista mundial, motivo por el cuál Chile cuenta con Inglaterra como aliada.

Hoy, la explotación del nitrato representa una entrada fundamental en la economía chilena, cuyas ganancias también son aprovechadas por las multinacionales dueñas de las grandes minas del norte, paradójicamente la mayoría de ellas inglesas. Por eso no es de extrañar que este conflicto se siga viendo permeado por intereses económicos privados.

Por su parte, Ecuador ha sido reiterativo en exponer que parte de los problemas para mejorar su crecimiento económico es el encierro geográfico al que se la ha forzado.

La imposibilidad de conexión marítima con el resto del mundo, sobre todo por el océano pacífico, afecta sin duda la proyección de la economía boliviana, que se viene perfilando como una de las más sólidas en la región.

La recuperación de parte del territorio perdido, significa también para el pueblo boliviano el derecho a disfrutar del territorio latinoamericano, que le pertenece y le perteneció históricamente.

Han sido numerosas las propuestas que han surgido entre quienes reconocen la necesidad y el derecho del pueblo Boliviano a tener acceso marítimo, sabiendo que con los 3 mil kilómetros de costa chilena, no habría una mayor afección. Son en su mayoría propuestas que buscan beneficios para ambos países, como el intercambio de recursos a cambio del acceso al mar, entre otros.

Por eso es importante que, tanto en los procesos jurídicos como diplomáticos, prime la búsqueda de una solución consensuada que parta del apoyo mutuo y en clave del desarrollo regional.

Es hora de emprender como lo diría Allende, una solución histórica, más allá de los conceptos de organismos internacionales, retando a los intereses privados y extranjeros. América latina cruza hoy un momento de fortalecimiento e integración económica, social y política que ha permitido que los países se potencien, respetando su soberanía pero reconociendo que "la patria es América".

2015  Voces de Colombia   Diseñado por: Equipo Digital ELN