youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

Entrevista: La Lucha por la Paz Continua Sin Tregua

Escrito por SINPAL

SINPAL: En el diario el Tiempo del 18 de noviembre fue publicada una noticia titulada “La banda detrás del asesinato de 12 líderes en el Cauca”, la cual acusa al ELN de dirigir a la banda “Los Monos”; responsable de la intimidación y asesinato de lideres comunitarios en el departamento. ¿Como explicar este fenómeno y que es lo que realmente está sucediendo en el Cauca?

Cte. Nicolás: Lo que Ocurre en el Cauca no es tan diferente a lo que ocurre en cientos de territorios de toda Colombia, donde el Estado brilla por su ausencia. La situación es mucho más grave en importantes áreas del país donde las actividades licitas e ilícitas se juntan, sin saberse con claridad donde termina una y comienza la otra. El Estado por obligación constitucional está obligado a garantizarle los bienes y honra de las y los colombianos, hay que preguntarse de quien es la responsabilidad de estos graves acontecimientos; no solo del Cauca, sino de muchas otras partes del territorio colombiano.

Por eso considero muy cómoda la postura de la Fiscalía y demasiado ligeras las afirmaciones del Periódico EL TIEMPO, esa conducta repetitiva de acusar primero y no rectificar después, hace mucho daño y aún más hoy cuando hablamos de solución política.

Desde Quito, Miembros de nuestra Conducción Nacional, desmintieron esta acusación en la que se responsabiliza de manera irresponsable al ELN.

Cuando Las fuerzas del ELN llegan a las regiones del País, pero sobre todo donde no hay presencia del Estado que es la gran mayoría, los poderes ilegales entran en un periodo de reposo y sus redes de inteligencia comienzan a espiar las actividades guerrilleras para luego asumir tres tipos de conductas: retirarse, buscar quedarse en el territorio o enfrentarse a la guerrilla. Cuando su opción es esta última, a quien buscan en primer lugar es al ejército y este nunca tiene pudor para vincularlos en sus operaciones contraguerrilleras. Esto sí que lo entienden muy bien los pobladores y comunidades de las regiones, donde un buen día ven a reconocidos bandidos con uniforme militar y hasta con niveles de mando.

Cuando los delincuentes se quedan en los territorios, nuestras fuerzas los sancionan conforme a convenios que se establecen con las comunidades, estos van desde juicios revolucionarios que generalmente dan como resultado expulsión de la región, reconocimiento público de sus delitos, trabajar en pago de bienes materiales robados a la comunidad, o restricción de sus movimientos. Todo esto se va evaluando hasta que los bandidos normalizan su vida en el seno de las comunidades y en concordancia con sus códigos y acuerdos. En estas medidas no se descarta la pena de muerte para los cabecillas acusados de crímenes a la población o violaciones repetitivas o sistemáticas, siempre y cuando este castigo sea exigido por las comunidades.

El ELN tiene prohibido aceptar el ingreso a sus filas de personas que tengan conductas reprochables ante las comunidades, es parte de las normas de comportamiento en nuestra relación con la población.

Nosotros establecemos normas de convivencia tanto de la guerrilla con la población, así como entre la población misma. Incluso, no es un secreto que estas normas cobijan a la policía de algunos municipios y otras autoridades que ante la ausencia de otras esferas del Estado, encuentran en estas normas una manera de convivencia estable y armónica.

¿Que altera todo esto? Que el Estado se hace presente solamente a través de operaciones contra guerrilleras que se centran en reprimir a la población. Cuando estas operaciones se extienden en el tiempo la guerrilla pierde parte de los controles y lo retoma el ejército.

Pero este también se retira y es allí cuando de nuevo florecen los males, vicios y delitos de un país centrado en las ciudades y que fuera de ella estasumergido en crisis social e ingobernabilidad.

En Las regiones del Cauca que se menciona ha ocurrido exactamente eso. Las bandas cuando conocen el modo de operar de la guerrilla y el ejército, se hacen mas peligrosas. Hago este análisis para que los lectores juzguen.

No descarto que en esas bandas hayan exguerrilleros, exmilitares, exparamilitares o incluso militares o paramilitares activos, y les sea lo más cómodo implicar al ELN, porque tanto ellos como los grandes Medios y estamentos del Estado tienen claro, que ese tipo de desinformación contribuye altísimamente a inclinar la balanza para el lado del Estado. Mucho más ahora que el gobierno busca presentar una insurgencia ilegítima, porque eso le da réditos para su visión del tipo de paz que fortalece al establecimiento.

Finalmente debo agregar que en ningún caso, el ELN tiene el propósito de afectar las comunidades, ni causarle daño de ningún tipo, y si bien en el contexto de este conflicto se dan fallas o errores, estos se sancionan conforme a nuestros códigos y reglamentos, pero no es este el caso que se refiere en el Cauca.

 

SINPAL: Comandante, antes de iniciar la entrevista, usted nos comentaba sobre sus diversos encuentros con el primer comandante de la Revolución Cubana Fidel Castro. A días de su partida física, ¿Que recuerdos le quedan del Comandante? ¿Que enseñanzas deja para los pueblos latinoamericanos?

Cte. Nicolás: Todas y todos los que hablamos de Fidel, de ese gigante humanista, revolucionario y antiimperialista; nos salen valoraciones a borbotones, un poco difíciles de ordenar, eso ocurre cuando se habla de personas fuera de lo común como lo es Fidel.

Cuando lo conocí, yo estaba convaleciente en un hospital de la Habana y él me visitó. Como no esperaba su visita, me causó una muy grata sorpresa que recordaré toda la vida, me preguntó bastante por la situación de Colombia, de la situación del ELN y luego me dio una amplia lección de política y economía cubana en el marco latinoamericano, luego me habló de béisbol, la verdad era el tema donde yo menos información y conocimientos generales tenía.

Luego tuvimos tres encuentros mas, en diferentes momentos, siempre fue tema importante la situación política colombiana. En el gobierno de Pastrana yo fui cabeza de la delegación que en Cuba hizo el acuerdo para iniciar el proceso; en un territorio comprendido entre los municipios de Santa Rosa del sur y San Pablo en el sur de Bolívar, Yondó y Remedios, Antíoquia, pero cuando el comisionado Camilo Gómez fue de Cuba a Colombia para que Pastrana lo firmara, este lo echó atrás, porque ya el gobierno le había filtrado a los paramilitares cual era el área comprendida y estos no estuvieron de acuerdo y eso rompió el acuerdo, esto me hace acordar a lo que ocurre ahora entre Santos y Uribe, como dice el adagio, “cualquier parecido con la realidad son puras coincidencias”.

Fidel estuvo al tanto del acuerdo y habló, le hizo saber al gobierno y me dijo a mi de su disposición de mandar ingenieros a hacer obras de infraestructura en el área del acuerdo y un contingente de maestros para erradicar el analfabetismo en el territorio definido, ese es Fidel, el revolucionario al servicio de la humanidad, de las causas justas y de los humildes de la tierra. Era incansable aportando soluciones cuando se trataba de la paz.

La última vez que hablamos tomó lápiz y papel e hizo una amplia exposición de porqué no era posible definir una estrategia para tomar el poder por las armas en menos de 15 años en Colombia, por lo cual nos propuso buscar lo que el llamó UNA PAZ ARMADA.

Como buen conocedor de la historia colombiana se remontó a la destrucción del movimiento gaitanista en los cincuentas por parte de la oligarquía; valiéndose del poder legal para hacer guerra sucia contra el movimiento popular, luego pasó por los acontecimientos de la paz con las guerrillas liberales incluidas las guerrillas del llano y el sistemático asesinato de los jefes guerrilleros que se acogieron y los que no se acogieron a los acuerdos.

Retomó luego los procesos de paz del M19, EPL y el holocausto de la Unión Patriótica. Yo le hice algunas ampliaciones sobre los muertos del movimiento A Luchar y del Frente Popular, contemporáneos de la UP.

Concluyó Fidel luego de aquel análisis magistral, que era necesario “que las guerrillas pactaran una paz armada, porque si en el proceso se entregaban las armas, la oligarquía guerrerista, reaccionaria y retardataria colombiana, la que había creado el paramilitarismo, sacrificaría a los revolucionarios que siguieran defendiendo desde la legalidad, las banderas de la justicia social, amenos concluyó él, que se asimilaran a los marcos institucionales como había ocurrido con varios exguerrilleros cooptados por el establecimiento”.

Nunca escuche de labios de Fidel decir que el derecho a la rebelión dejara de tener vigencia, sino que veía urgente una salida política al conflicto, donde la dignidad de los rebeldes ni se lesionara, ni se entregara a la buena fe de la clase dominante la suerte del proyecto.

Los compañeros del ELN que estábamos allí, nos identificamos con Fidel en tales conclusiones.

Si a mí o al ELN, nos siguen llamando Castristas y Guevaristas, por identificarnos en mucho con Fidel y con el Che, llevaremos con orgullo y con respeto ese distintivo.

No tengo dudas de que el ser revolucionario internacionalista y antiimperialista, está esculpido en el pueblo y el gobierno cubano, por el socialismo y por el futuro de Cuba, sabiendo que el socialismo es un proceso muy joven y en construcción.

Fidel vivirá por siempre entre los pueblos y los revolucionarios de América y el mundo como El Ché.

 

 

Categoría: