youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

La Poética de Pepe Mujica

Escrito por Comandante Pablo Beltrán

El pasado 7 de diciembre, al concluir la Octava Cumbre de la Unión de naciones suramericanas (UNASUR), reunida en su nueva sede de Quito, nombraron al mandatario saliente de Uruguay, Pepe Mujica, como presidente Pro Tempore de la Unión.

El discurso de aceptación de Mujica, dedicado a los jóvenes del continente, se distinguió por la franqueza habitual del presidente, pero por sobre todo, por llevarle la contraria a la democracia capitalista, edificada según Talleyrand (1754-1838), sobre éste lema: “la palabra fue dada a los políticos para ocultar su pensamiento”.

Al “cantarle las verdades” a los presidentes que lideran la UNASUR, muchos se sintieron identificados con ellas, pero otros, de pronto se incomodaron. Veamos cuáles fueron las verdades enunciadas por Pepe Mujica.

En la primera, dejó claro que la política no debe obedecer a la ley de la oferta y la demanda, propia del mercado.

“El (político) que quiera tener plata que se vaya al mundo del comercio, de la industria, que entregue su existencia al mundo financiero”.

En entrevista con el diario ABC de España, publicada el 8 de diciembre, fue más tajante.

“A los que les gusta mucho la plata hay que correrlos de la política, porque si no terminamos hipotecando la confianza de la gente. Una sociedad para que funcione necesita creer en algo”.

La segunda verdad que dijo en Quito, se refiere al compromiso de los líderes con la gente y con su patria.

“No puede ser que la sociedad capitalista transforme todo en un mercado, las políticas no pueden ser un mercado. Por eso apelo a los señores presidentes. Habrá una América integrada no sólo por concordancias que podamos tener o diferencias de ideas, todo es negociable, pero lo que no puede ser negociable es el alma y el compromiso que tenemos con la gente y los pueblos”.

El corazón de su discurso quiteño, el presidente Mujica lo centró en la entrega que deben tener las personas, al servicio de una causa justa. Con base en ésta, clasificó a la gente en dos grupos:

“Los que se comprometen y los que no se comprometen. Comprometerse es abrazarse a una causa”.

Convocó a la juventud a comprometerse con la causa de los pueblos y de la gran patria americana, haciendo a un lado la sociedad consumista.

“Denle contenido a la existencia, porque si no lo hacen en forma consciente, entonces el contenido será la cuota, que tienen que pagar cada fin de mes por el nuevo cacharro que tienen que comprar”.

La tercera verdad de Mujica es sobre la credibilidad que deben generar los líderes, entre la gente que dicen representar. Hay que recordar lo dicho al diario español.

“Una sociedad para que funcione necesita creer en algo”.

 

Y a renglón seguido, sostiene que:

“Una sociedad tiene que estar bastante enferma cuando lo que debía ser normal, el hacer derecho, pasa a ser la gran cualidad convocante”.

 

Al respecto, en la sede de UNASUR, precisó:

“Hay que tener esperanzas y creer en la gente que gobierna, y la gente que gobierna, para ser creíble, tiene que asumir la fe y el compromiso republicano. Las repúblicas vinieron para gritarle a los reyes que los seres humanos somos iguales por derecho de nacimiento y las mayorías mandan”… “Por tanto, los que gobiernan tienen que pertenecer en alma y compromiso con las mayorías”.

La cuarta verdad versa sobre la integración de los pueblos de Nuestra América.

“Solo alcanzaremos el desarrollo si somos capaces de construir la Patria que soñaran nuestros libertadores, todo depende de la altura y compromiso que tengamos”.

Ante el periodista del ABC, el presidente Mujica admitió, que en Latinoamérica y El Caribe, existe unidad en medio de la diversidad y por tanto,

“Hay diferencias. Pero desde hace quince años hablamos y, tomamos decisiones en conjunto”.

Al concluir su discurso ante la Octava Cumbre de la UNASUR, Pepe Mujica pidió perdón por decir tantas verdades.

“Por la pasión que tenemos en estas cosas, pero se me va la vida en estos sueños”.

Entonces, ¿qué es la vida?, vivida con pasión tras un sueño, sino pura poesía.

 

Categoría: