Editorial semanal de la Revista Insurrección

El choque entre el poder judicial y el legislativo, ocurrido en Venezuela el pasado 30 y 31 de marzo, abrió una fase de crisis política, intensificada con las manifestaciones callejeras de la semana anterior; donde mostraron músculo las fuerzas revolucionarias y sus opositores derechistas.

El pasado 4 de Abril el Comandante Pablo Beltrán, jefe de la delegación del ELN que desarrolla diálogos exploratorios con el Gobierno del presidente Santos, envío un saludo de respuesta a varias organizaciones colombianas que impulsan la paz y la participación de la sociedad en el proceso de paz.

El pasado primero de abril miles de colombianos en las principales ciudades del país acudieron al llamado del senador Álvaro Uribe Velez a marchar en contra del gobierno de Juan Manuel Santos.

Con profundo dolor y rabia en todo mi ser por lo ocurrido el pasado sábado 1 de abril a causa de la avalancha que dejó medio millar de muertos;  la mayoría de ellos víctimas del barrio San Miguel -borrado totalmente del mapa-, y de los otros 16 barrios afectados; muertos que la mayoría de ellos eran desplazados.

El pasado 26 de Marzo el pueblo de Cajamarca ganó de manera contundente la consulta popular, que buscaba conocer si sus habitantes estaban de acuerdo o no con la explotación minera en el municipio. Con más de 6000 votos por el NO y solo 76 votos por el SÍ.

Si bien la base fundamental de toda democracia en el mundo es la participación del pueblo como constituyente primario, en Colombia la oligarquía  la usa como su disfraz para encubrir el autoritarismo y los intereses de clase que mantienen a las mayorías sumergidas.

De manera intencional los creadores de opinión y analistas oficiales, pretenden presentar la violencia que atraviesa Colombia como fruto del Conflicto Armado y otro tanto lo atribuyen a la violencia producida da por la descomposición social.