youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

El Imperio Contraataca: Acuerdo Trasatlántico Sobre Comercio e Inversión

Escrito por Miguel Ángel Triviño / Frente Internacional Milton Hernández

La voracidad del capitalismo no tiene límites, cuando se trata de impulsar la liberalización de los mercados y de reducir a su mínima expresión el Estado, dejando todo en manos del capital salvaje.

En éste momento los EEUU y la Unión Europea (UE), en total secreto y discreción, están negociando un acuerdo de libre comercio que les posibilitaría acceder a los mercados mas grandes del mundo, imponer las reglas y condiciones al resto de los países llamados "subdesarrollados", impulsar sus multinacionales con "patente de corso" y garantizar total impunidad a sus empresas mediante la creación de los "tribunales de arbitraje".

Desde 2007, se creó un Consejo Económico Trasatlántico (CET) presidido por un representante de los EEUU y uno de Europa, encargado de definir el marco de un acuerdo trasatlántico; el 14 de junio de 2013, el Consejo de la UE (Jefes de Estado) le dio mandato a la Comisión de la Unión Europea para abrir una negociación con los EEUU para acordar un pacto comercial y crear así el más grande mercado del mundo.

Cada uno de los países involucrados en este acuerdo tiene sus intereses particulares, Inglaterra desea acelerar la liberalización financiera a fin de beneficiar su bolsa, que acoge a una gran parte de las multinacionales; Alemania, busca mercado para su industria exportadora y Francia atraer al gran mercado norteamericano.

Es importante recalcar que el acuerdo, incluye también la vida cotidiana; ésta va a ser afectada ya que el acuerdo va a beneficiar a las empresas norteamericanas, especializadas en la recolección y la venta de datos personales con fines comerciales (Amazon, Facebook, Apple, Twitter, entre otras).

Este acuerdo unificará los dos más grandes mercados del mundo: 50 por ciento del PIB mundial y un intercambio comercial de 497 mil millones de euros al año. Esto dificultaría el acceso al mercado de los productos de los países que queden por fuera de este acuerdo y aumentaría la desigualdad entre los países industrializados y los países "subdesarrollados", generando con ello conflictos locales, aumentando la migración hacia Europa y EEUU.

Al unificar las reglas comerciales para cerca de 50 mil empresas filiales de las multinacionales, el control sobre estas se dificultará y su poder aumentará poniéndolas por fuera de todo control de los gobiernos o de los ciudadanos; aquí fácilmente se podría hablar de un “gobierno de las empresas”, es decir, ningún gobierno podrá ejercer un control real sobre las actividades de éstas; lo único que primará serán los intereses comerciales y de acumulación de capital en todas sus formas.

La historia ha demostrado hasta la saciedad, que los acuerdos comerciales siempre han sacrificado a los trabajadores y a los sectores más frágiles de la sociedad, como los campesinos o los sectores populares de nuestros países; el acuerdo entre los EEUU, Canadá y México (ALENA), dejó sin empleo a más de un millón de personas en EEUU, y en México 5 millones de campesinos perdieron su fuente de ingreso.

El acuerdo prevé una "justicia privada" para las multinacionales, mediante la creación de tribunales de arbitraje creados por las mismas multinacionales sin injerencia de los Estados, lo que significaría una "privatización" de la democracia: el “gobierno de las empresas”, sueño histórico de los capitalistas, que impulsan a toda fuerza el modelo neoliberal sangrante por el mundo, se vuelve una realidad y los ciudadanos quedan sometidos a las decisiones de las corporaciones comerciales.

Esta negociación se ha desarrollado en casi total secreto y los documentos que se conocen son el resultado de filtraciones, que han permitido poner en alerta a las organizaciones de la sociedad civil y a los ciudadanos en general; un mal síntoma de este acuerdo es que hasta el momento, ninguna consulta con los ciudadanos en Europa ha sido realizada, solamente con los representantes de las empresas.

Es obligación de todos los hombres y mujeres del planeta oponerse y luchar contra este monstruo que se llama TAFTA y que pone en riesgo la misma existencia de la vida sobre la tierra.

Exigimos al gobierno colombiano que se pronuncie sobre este acuerdo y clarifique las implicaciones que éste va a tener sobre nuestra sociedad. Porque el respeto mutuo entre los países, no solamente en términos políticos sino también económicos, debe ser el marco de las relaciones entre los diferentes Estados.

Para buscar información sobre este acuerdo, se puede encontrar bajo las siguientes siglas:

TAFTA: Trans Atlantic Free Trade Agreement.

TTIP: Transatlantic Trade and Investment Partnership.

PTCI: Partenariat Trasatlantique sur le Comerce et l'Investissement.

Categoría: