youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

Roque Dalton, poemas clandestinos

Escrito por Emiliano Diaz

Roque Dalton nació el 14 de mayo de 1935 en San Salvador, capital del Salvador, y murió trágicamente el 10 de mayo de 1975.  En 1969 obtuvo el premio Casa de las Américas, en el género poesía, con “Taberna y otros lugares” el más conocido y para los críticos el mejor de sus libros.   

Estudió jurisprudencia, ciencias sociales y antropología en las universidades de Chile, El Salvador y México. Reconocido en el mundo por ser un gran poeta, ensayista, narrador, dramaturgo y periodista, Roque Dalton permitió a toda una generación silenciada por la dictadura, la posibilidad de ser escuchada. Aunque esto le costara en muchas ocasiones la cárcel y el exilio.

 

La poesía como instrumento de crítica social

A pesar de que han pasado 42 años de su muerte, Roque Dalton sigue representando para la literatura e historia latinoamericana, las nuevas formas que surgieron del pensamiento crítico, para evidenciar y denunciar  las injusticias, que se cometían en los años 50 y 60 por la burguesía, y que aun hoy en día, se siguen cometiendo en toda América Latina.

En una época donde las injusticias del régimen eran notorias, la poesía aparece como una forma de exaltar los ímpetus juveniles, de una generación que no estaba dispuesta a dejarse arrebatar de las manos tan fácilmente, la libertad y autonomía de su pueblo. 

Por ello, la poesía hacia un llamado a la rebeldía, para que los intelectuales y estudiantes alzaran su voz activamente, en contra de las dictaduras burguesas y del imperialismo yanqui; que siempre ha amenazado la soberanía del mundo y en especial la de Latinoamérica. En este contexto aparece la figura de Roque Dalton, que utilizaba la literatura como lanza y trinchera, para luchar por la libertad.

Sus letras iban dirigidas y tenían como objetivo, lograr que la clase popular entendiera y tomara conciencia de lo que significaba la revolución.  La poesía se convertía en una nueva forma de decir lo que realmente sucedía, convirtiéndola en la voz del trabajador, del desamparado. Su poesía era en últimas, un llamado a la revolución. 

 

Es vigente su escritura

Aunque los tiempos han cambiado y la vida política es diferente, las dictaduras burguesas y el imperialismo gringo, no han cambiado y mantienen su esencia.  El mismo imperialismo gringo que, quiere colonizar y acabar con los recursos de otras naciones, para beneficio propio, y la misma burguesía que explota al pueblo empobrecido.

En consecuencia si la explotación no ha cambiado, la poesía crítica de Roque Dalton, que denuncia las injusticias, sigue vigente en toda América Latina, donde la voz del pueblo es callada por el opresor. 

Los escritos de Roque Dalton deben ser leídos, porque mantienen vivo el espíritu revolucionario. Son poesías y escritos que contienen la práctica–teórica del pueblo insurgente, la idea del escritor salvadoreño no se limitaba a la estética de la literatura, para Dalton era imprescindible que toda teoría pudiera ser crítica, en la medida que denunciara la realidad. 

Además se debe resaltar que muchos intelectuales de la época, al igual que Roque Dalton, trabajaron en la poesía, escritura, ensayos, cantos, sin esperar nada a cambio, lo hicieron porque creían firmemente, que no podían ser indiferentes a la realidad que vivían. Para muchos de ellos hubiera sido mas fácil, salir de su país y hacer de cuenta que no pasaba nada. Pero no, decidieron quedarse a luchar y dar la vida, haciendo de la escritura una práctica revolucionaria.

Su espíritu libertario tenía la dimensión de la humanidad toda, pero la pequeñez de la dirigencia de la guerrilla donde militaba, no pudieron entender la grandeza de su pensamiento y terminaron asesinándolo, como otra trágica muestra del sectarismo fratricida, que en ocasiones ha enceguecido la izquierda.

Por último queremos recordar a Roque Dalton con una de sus poesías; 

 

COMO TÚ

 

Yo como tú

amo el amor,

la vida,

el dulce encanto de las cosas

el paisaje celeste de los días de enero.

También mi sangre bulle

y río por los ojos

que han conocido el brote de las lágrimas.

Creo que el mundo es bello,

que la poesía es como el pan,

de todos.

Y que mis venas no terminan en mí,

sino en la sangre unánime

de los que luchan por la vida,

el amor,

las cosas,

el paisaje y el pan,

la poesía de todos.

Categoría: