youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

¡Viva Puerto Rico libre!

Escrito por Alejandro Rafael Rangel

 

“Aquellos entre los puertorriqueños que van más a fondo en el porvenir, seguirán queriendo que Puerto Rico sea un Estado confederado de las Antillas en un todo político y nacional, y esos puertorriqueños saben que ni hoy ni mañana ni nunca, mientras quede vislumbre de derecho en la vida norteamericana, estará para nosotros perdido el derecho a reclamar nuestra independencia, porque ni hoy ni mañana ni nunca dejará nuestra Patria de ser nuestra.”

Eugenio María de Hostos (1900)

 

La lucha por la independencia en Puerto Rico aglutina una serie de antecedentes históricos que recobran mucha vigencia en la batalla actual contra el colonialismo. Muestra de ello son la libertad de Oscar López Rivera y los resultados del plebiscito del pasado 11 de junio, sobre el estatus de la isla.

El Grito de Lares o grito de guerra por la independencia de Puerto Rico de España, tuvo lugar el 23 septiembre de 1868, fecha emblemática para remarcar la entrada de las fuerzas revolucionarias de liberación, que tomaron el pueblo de Lares centro-oeste de la isla, fusil y bandera en mano, junto al grito “Viva Puerto Rico libre”.

En Nuestra América el término “Grito” se convirtió en sinónimo de Declaración de independencia. Por ejemplo, el Grito de Dolores (México, 1810), el Grito de Ipiranga (Brasil, 1822) o el Grito de Yara (Cuba, 1868). Desde entonces, la lucha por la independencia contra España, Holanda e Inglaterra (y hoy Estados Unidos) hacen parte de la historia viva de la isla caribeña.

A raíz de la invasión francesa a España en 1808, en el territorio peninsular compuesto por las islas de Cuba y Puerto Rico se desató una gran guerra por la independencia, que más adelante se tradujo en las “Instrucciones de 1809”, el equivalente de un Programa político criollo considerado como el primer Programa de carácter nacional puertorriqueño. Señalamos estos elementos que hacen parte de los antecedentes históricos, en virtud de aquella máxima de que “un pueblo que no conoce su historia estaría condenado a repetir sus errores”.

Tras haber cumplido una condena de 36 años en las cárceles del gobierno federal de EEUU, el Líder independentista Oscar López Rivera le devolvió a su pueblo las banderas y las razones para seguir luchando por la independencia.

La historia no olvidará la firmeza y lealtad a la causa de la independencia de Oscar López; su presencia en la contienda política contra la colonización reafirma la necesidad histórica de que nuestros pueblos continúen incólumes en su lucha por la Libertad.

El quinto plebiscito realizado sobre el estatus en Puerto Rico el pasado domingo 11 de junio estuvo marcado por una altísima abstención: la participación fue solo del 23 por ciento, eso significa que 77 de cada 100 electores no ejercieron su voto

El referéndum se realizó para definir nuevamente el estatus de la isla caribeña, que se encuentra sumida en una profunda crisis financiera con una deuda de 70 mil millones de dólares, lo que reafirma aún más las razones para la lucha por la descolonización.

Las recientes luchas de los estudiantes puertorriqueños evidencian el carácter neoliberal del gobierno de la isla y la profundidad del impacto producido por Oscar López Rivera en la resistencia contra el colonialismo, que ha convertido el territorio boricua en colonia norteamericana desde 1898, además del ilegitimo resultado en el reciente plebiscito anexionista.

Las causas que originaron el Grito de Lares, la resistencia histórica de las Fuerzas Armadas de Liberación Nacional de Puerto Rico (FALN), la lucha estudiantil y los movimientos independentistas, siguen intactas y reafirman la necesidad de seguir luchando por la descolonización del territorio boricua, como un gran y necesario precedente para las luchas independentistas  y liberadoras de los pueblos de Nuestra América.

Categoría: