youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

¿Qué hacen soldados de EEUU en Tabatinga Brasil?

Escrito por La Sala Situacional Camilo Torres Restrepo

 

La Sala Situacional Camilo Torres Restrepo.

Síntesis Informativa #94,

5 al 12 de noviembre de 2017

 

Tabatinga es un poblado de la Amazonía brasileña, ubicado a 3 kilómetros al sur de Leticia, que tiene a 2 kilómetros al occidente, el punto de la Triple frontera entre Brasil, Colombia y Perú. Allí, desde el lunes 6 de noviembre y por una semana, estuvieron en maniobras 1.550 militares brasileños, 150 de Colombia, 120 de Perú y otros centenares de los Estados Unidos. Maniobras llamadas AmazonLog 17, a las que en los comunicados públicos denominaron América unida. De fondo está la notificación de los EEUU, donde reitera que el imperio del norte se considera con derechos sobre la Amazonía y por ello pretenden protegerla.

 

La codicia de los EEUU hacia la Amazonía es antigua, materializada en numerosos intentos por   anexarse la cuenca amazónica. La historiadora peruana Mariana Mould de Pease nos recuerda que, desde mediados del siglo XIX, en un informe elaborado por los marinos estadounidenses, Lewis Herdon y Lardner Gibbon, plantearon que su exploración al gran río investigó las posibilidades de integrar el Amazonas, a los intereses económicos del imperio norteamericano.

 

El Pretexto Humanitario y Ambiental

La información pública sobre estas maniobras dice que, buscan crear una base logística multinacional de carácter temporal, para operaciones de control a la migración ilegal, asistencia humanitaria, paz, contra el narcotráfico y para cuidar el medio ambiente.

 

En realidad, las maniobras dejan posicionada una infraestructura militar, como parte de una estrategia que pretende internacionalizar los recursos naturales de la Amazonas, y por supuesto, ceder su control y administración a un grupo de países liderados por los Estados Unidos. Basados en el supuesto que los estados de Suramérica son incapaces de garantizar la seguridad, control y administración de la Amazonía; Y que dado el carácter universal y geopolítico demasiado estratégico de la Amazonia, ésta requiere de una fuerza multinacional que la cuide.

 

Detrás del pretendido cuidado del medio ambiente de un recurso que es de toda la humanidad, esconden el propósito real de convertir en propiedad de unos pocos, una riqueza biocultural de todos y para todos. En su momento la declaración del Gobierno de Dilma Rousseft fue contundente:

 

Internacionalicemos también, entonces, las reservas de petróleo, el patrimonio artístico y el combate al hambre”.

 

La entonces presidente de Brasil, reafirmó en el Foro Mundial del Cambio Climático de 2011, que:

 

La nación brasileña de ninguna forma puede renunciar a la protección de sus bosques y de sus recursos naturales”.

 

El debate planteado está referido a qué tipo de globalización queremos y debemos constituir; si la globalización de la exclusión social, de la privatización de los bienes comunes, de la injusticia social o la globalización de la vida digna y plena, la solidaridad, la justicia social y el cuidado de la naturaleza.

 

Una política internacional de Patria Grande

La mayoría de los 8 Estados que tienen territorio en la Cuenca Amazónica, hoy se caracterizan por ser dóciles ante los intereses de los EEUU. Hay que recordar que durante la época en que fueron mayoría los gobiernos soberanistas, estructuraron una política unificada hacia el Amazonas, la cual no puede desecharse.

 

El desastre biocultural que se cierne sobre el Amazonas requiere de un frente común de defensa, conformado por las organizaciones sociales, culturales, políticas, étnicas, de los pueblos y de toda una congregación de fuerzas para concretar una política alternativa a la depredadora extractivista.

 

Estamos a tiempo para hacer una praxis autocrítica de la izquierda del continente ante los problemas de la Madre Tierra. Estamos de acuerdo con lo que sostiene el escritor colombiano William Ospina:

 

Un planeta que durante milenios ha sido el escenario más propicio para la vida, para nuestra forma de vida, podría transfigurarse ante nuestros ojos en una morada inhóspita, de sol calcinante, de aire tóxico, de agua impotable, de pieles irritadas, de complicaciones respiratorias, donde los tejidos enloquezcan, los sentidos se alteren y los gérmenes escapen a todo control”.

 

Cerramos esta reflexión con las palabras unas Carlos Marx:

 

La sociedad comunista es la unidad esencial plena del hombre con la naturaleza, la verdadera resurrección de la naturaleza, el naturalismo consumado del hombre y el humanismo consumado de la naturaleza”.

 

Bienvenidos a la acción desde nuestras raíces.

Categoría: