youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

Brasil en la Encrucijada

Escrito por Marta Tovar

Hace 8.000 años se posesionaron los primeros pobladores en el territorio del Brasil. Cuando del mar surgieron las bestias invasoras europeas hace a más de 500 años trajeron incubada la violencia, y la resistencia consecuencialmente fue la obligada respuesta, de los  10 millones de cariocas. Los sanguinarios pelucones portugueses, ocuparon las tierras originarias. Extinguieron a pueblos primitivos completos, y los pobladores costeros se atrincheraron al interior del Amazonas. Este proceso genocida duró hasta inicios del siglo XX.

La sociedad brasileña es considerada una sociedad multiétnica al estar formada por descendientes de europeos, originarios, africanos y asiáticos de 60 países diferentes. El Brasil está repleto de injusticias y contradicciones. Pero los brasileros bailan zamba, gozan su carnaval, son unos humanos especialmente cálidos, un país de gente bonita, playera y futbolera.

"A partir de los años 30 del siglo pasado hubo un cambio histórico. Surgieron los sindicatos y los más variados movimientos sociales. En su seno fueron surgiendo actores sociales conscientes, críticos, con voluntad de modificar la realidad social y de gestar las semillas de una sociedad más participativa y democrática" (1).

De sus genes insurgentes surge la epopeya de Carlos Prestes conocido como el Caballero de la Esperanza, debido a sus acciones revolucionarias de lucha armada y política en contra de la injusticia a la que fue sometida su pueblo durante los largos períodos de dictadura por los altos mandos de la cúpula militar y de sus aliados burgueses. Su compañera afectiva, Olga Benário, de nacionalidad alemana internacionalista revolucionaria y quien también participó de la insurrección, fue detenida y extraditada a su país, con seis meses de embarazo. Años más tarde fue asesinada en un campo de concentración.

Entre 1960 y 1980 los gobiernos militares le metieron a la industrialización del país, a través del desplazamiento, que implicó la invasión de territorios indígenas. En 1967 el Gobierno creó la Fundación Nacional del indio (FUNAI), con la misión de someter a los nativos en ocupaciones, que nos le quedara tiempo para la resistencia en aras de que no estorbaran el desarrollo nacional.

 

Brasil Pujante Y Progresista

La riqueza nacional brasilera es concentrada en las manos de 71 mil oligarcas, que no tienen ningún sentido social, son indiferentes a la crisis humanitaria  de los millones de personas que viven miserables en las centenares de favelas que rodean casi todas las ciudades. En ellos se vierte, en gran medida, el odio y la discriminación, que la mal llamada clase dirigente, siente por el pueblo y por los descendientes de la esclavitud.

En medio de este Brasil privatizado, neoliberalizado, con pobreza extrema desbordante, con descontentos populares y un movimiento social en pie de lucha, es que surge en su tercer intento presidenciable Lula y gana. Han sido 13 años de mejoras constante en la calidad de vida del brasilero por parte del gobierno del PT, con Lula y Dilma. Fueron gobiernos alternativos progresistas, que le apostaron al bienestar y a la justicia social. Fueron los mejores años para las reivindicaciones atrasadas de los de abajo, los mejores años de la historia republicana.

Los últimos 13 años fueron mejores para 45 millones de brasileños que se beneficiaron de los programas sociales y salieron de la miseria; para aquellos que reciben el salario mínimo, ajustado anualmente por encima de la inflación; para los que han podido entrar en la universidad gracias al sistema de cuotas, al ProUni y al Fies; para el mercado nacional fortalecido por la lucha contra la inflación; para millones de familias que se beneficiaron de Luz para Todos y del programa Mi Casa, Mi Vida; para todos los pacientes atendidos en el programa Más Médicos.

El preponderante papel de  Brasil se manifiesto y peso en la región. Con los gobiernos de Lula y Dilma su rol fue  más de liderazgo y promoción de la unidad continental y el despliegue de ellos por el Sur global, lo destacaron como representante de los intereses de los países de esta mitad del globo, por sus talantes progresistas y sus compromisos con las causas justas (Palestina, Honduras, África, Cumbre climática). La pertenencia de Brasil al grupo BRICS, poseer una de las 10 economía de la tierra, su desarrollo de la industria pesada y militar, su inmenso territorio, hicieron de Brasil un país centro de gravedad de la región. Estuvo en la disputa por la hegemonía en Suramérica, entre Brasil y Estados Unidos.

 

El golpe de Estado quiere matar la esperanza

El tridente de la reacción: jueces, parlamentarios y medios de comunicación, todos corruptos hasta la médula, puso en marcha un proceso pseudo legal y claramente ilegítimo, mediante el cual la democracia en Brasil, con sus deficiencias como cualquier otra, fue reemplazada por una descarada plutocracia, animada por el sólo propósito de revertir el proceso iniciado en el 2002 con la elección de Luiz Ignacio Da Silva a la presidencia. Por supuesto que esta trama fue un plan de Washington, fueron años espiando, con oscuros propósitos, la comunicación electrónica de Dilma y a ejecutivos del gobierno, además de Petrobras. 

Este episodio carioca es un capítulo punzante de la contraofensiva imperialista, para arrasar con los procesos progresistas y revolucionarios, que caracterizan a varios países de nuestroamerica, desde finales del siglo pasado. Al sorpresivo triunfo de la derecha en la Argentina, se le sumo el golpe traidor, propinado a la democracia en Brasil. La ocupación militar norteamericana en el Perú y las más de 76 bases en americalatina 25  apuntan al Brasil.

Afirma Leonardo Boff que "La esperanza es un bien escaso hoy en todo el mundo y especialmente en Brasil. Los que cambiaron ilegítimamente los rumbos del país, imponiendo un ultraliberalismo, están asesinando la esperanza del pueblo brasilero. Las medidas tomadas castigan principalmente a las grandes mayorías que ven las conquistas sociales históricas literalmente desmontadas". (2).

El país mas futbolero y el mejor del mundo está hoy firme ante la derecha golpista dispuesto a jugarse el tercer tiempo en las calles, en las favelas, en el campo, en los quilombos, en las universidades, desde la iglesia popular. Son tiempos de lucha y donde las conquistas se lograran en las calles.

 

Notas:

  1. El Dios Brasilero es Moloc que devora a sus hijos. Leonardo Boff

2. 2016: el año que quisieron matar el sueño brasilero. Leonardo Boff

Categoría: