youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

Cese Bilateral Ya

Escrito por Editorial N.531 / Revista Insurrección

Lamentamos la situación que se presentó en días pasados con la periodista Salud Hernández y los otros comunicadores de RCN. En el Catatumbo, además de la situación de abandono, pobreza y marginalidad que han podido constatar los periodistas, hay una crisis humanitaria, un clima de temor y de alertas que se respira en la población, por el elevado número de muertos y desaparecidos.

En ese clima de alerta y de peligro latente nos vemos obligados a mantener intensos controles territoriales y medidas de vigilancia y seguridad, en una zona de operaciones, en donde los servicios de inteligencia y las fuerzas militares están al acecho para golpear nuestras unidades. La penetración de los periodistas a la zona fue una imprudencia, como lo manifiesta Salud Hernández.

Tan pronto, como el Comando Central pudo verificar que la periodista y los demás comunicadores, estaban en manos de una unidad nuestra, se da la orden de su inmediata liberación, se orienta darle el mejor trato y garantizar su seguridad e integridad en su retorno, como es lo que siempre se orienta en estos casos, y que éste se diese bajo condiciones que no colocasen en riesgo su vida; teniendo en cuenta que ha habido antecedentes nefastos, como el asesinato de Diana Turbay y otros por las fuerzas estatales, intentando su rescate.

Los compañeros nuestros acatan la orden. Pero dadas las dificultades que se presentan por los intensos operativos desplegados por las fuerzas militares, la entrega se dificulta y se alarga más allá de nuestra voluntad.

Somos enfáticos en señalar que estas acciones no fueron premeditadas ni planificadas, sino hechos fortuitos, propios de la confrontación que vive el país. También ratificamos que somos respetuosos de la libertad de expresión y no nos asiste ningún interés en obstaculizar las labores periodísticas.

En el contexto del conflicto y la guerra que se desarrolla en Colombia, hay distintas problemáticas y dolores que nos afectan a unos y a otros, y a distintos sectores poblacionales; por esto estamos por la solución política al conflicto y la paz, y porque las armas de uno y otro lado no intervengan en la lucha política.

Insistimos en nuestro llamado a desarrollar un proceso de negociación acompañado de acciones humanitarias mutuas y a declarar un cese bilateral del fuego inmediato. Ello crearía otro clima en el país, actuaría sobre distintas crisis humanitarias, sería benéfico para toda la sociedad y generaría condiciones favorables de respaldo al proceso de paz.

Categoría: