background
logotype
image1 image2 image3

Inicio

Baltimore y la Guerra Hacia el Pueblo Negro

El 27 de abril del año en curso, según reportes de los medios, miles de afrodescendientes se movilizaron en la ciudad de Baltimore, rechazando la muerte de otro joven negro en manos de la policía, después de ser detenido y golpeado. Este hecho expresa con claridad la guerra declarada hacia los negros y negras del Estado norteamericano caracterizado por el racismo, clasismo y profundo desprecio a la vida.

El imperio estadounidense, que se autoproclama defensor de los derechos humanos, permite que cada 28 horas un hombre, mujer, niño o niña afro sea asesinado en manos de la policía o la seguridad privada.

 

Las Estadísticas de la Guerra Racista

El diario estadounidense New York Times, reporta que un millón 500 mil afroamericanos han sido eliminados; es decir, uno de cada seis negros ha muerto por asesinato, enfermedades o encarcelamiento en Estados Unidos. El asesinato golpea con mayor fuerza a la población joven, como se constata en los informes, donde el 90 por ciento de los asesinados de 2014 y este año, son jóvenes.

De los 2 millones trecientos mil presos en las cárceles de Estados Unidos, un millón son negros y negras (el 40 por ciento), evidenciando el alto grado de discriminación.

La población negra, también es castigada con las más altas condenas penales incluyendo la cadena perpetua. Del total de juicios que se hacen en Estados Unidos, los afrodescendientes condenados representan el 59 por ciento; y en cuanto a la condena a cadena perpetua son el 74 por ciento. De cuatro condenados tres son de origen negro.

La desigualdad y explotación económica que padecen los negros y negras, son otras de las expresiones de la violación a los derechos humanos y la negación a una vida llena de dignidad y felicidad. Las familias negras son las que más sufren la crisis de vivienda y fueron las más afectadas con la crisis inmobiliaria, que azotó a los Estados Unidos.

Es al pueblo negro a quien golpea con mayor crudeza el desempleo. Las estadísticas oficiales muestran una realidad apabullante, pues si bien, "hacia fines del siglo XX, la familia blanca media, tenía una riqueza seis veces superior a la de la familia negra. Hoy, la brecha se ha duplicado, la familia blanca media posee doce veces más riqueza que la negra".

Es increíble que el 25 por ciento de las mujeres negras en los Estados Unidos, vivan en condiciones de pobreza y la esperanza de vida para una mujer negra transgenerista sea de 35 años.

Hay 500 mil personas negras sin documentos de identidad, que no pueden ejercer ningún derecho. Se les desconoce la ciudadanía por ser una población de origen caribeño y centroamericano. Resulta cierta la caracterización que hizo Malcom X de Estados Unidos, como una democracia de mentiras, un país de la democracia disfrazada". No hay duda, Estados Unidos es una de las sociedades más desiguales del mundo.

En una apretujada síntesis podemos decir, que las comunidades negras viven en un permanente estado de sitio, vigilancia, control, persecución, exterminio, acoso, explotación y marginación política.

 

La Vida de los Negros Si Importa!

El pueblo negro históricamente se ha organizado para luchar en contra de todo este orden injusto, depredador, explotador y de opresión. Desde los inicios de su llegada, en condición de esclavizado y trasladado al territorio norteamericano, no ha hecho otra cosa que organizar la resistencia y emancipación. Las generaciones de afros descendientes, han tenido ante sí un enorme desafío. Como dijera una vez José Martí, “de seguir adelante en su lucha por la libertad verdadera dentro del vientre imperialista”.

En este momento histórico, los distintos esfuerzos políticos y organizativos de la comunidad negra se fortalecen y la indignación, que recorre y cruza a todo Estados Unidos, va llevando a configurar nuevos movimientos con una perspectiva más amplia y profunda de lucha, con más independencia del Estado, la política partidista y retomando el carácter internacionalista del movimiento por la libertad de los pueblos negros. Una nueva diáspora negra va resurgiendo, hondeando la bandera de Malcom X.

Muestra de esto es el surgimiento del movimiento denominado: La vida de los negros sí importa, en respuesta a la política de muerte y desprecio contra la vida de las comunidades negras, por parte de la elite criminal norteamericana, que cosifica la existencia y el ser de los negros y negras.

La diáspora negra también alude a la diáspora de los pueblos oprimidos y explotados, de allí que desde el movimiento negro de Estados Unidos, se ha comenzado a dinamizar la solidaridad con la lucha del pueblo Palestino, Haitiano, Puertorriqueño y otros pueblos oprimidos del mundo, reafirmando una lucha común, aumentando la conciencia de ser parte de la construcción de un mundo y humanidad nuevas.

De mucho peso es el papel de la mujer en los movimientos de resistencia y libertad negra actuales, como un sujeto que va reafirmando en mayores niveles de liderazgo

El movimiento llamado Black Lives Matter, parte de tres fundamentos básicos: El primero de ellos es la lucha internacionalista, reconociendo que existen condiciones de explotación y discriminación en todo el mundo y que la emancipación debe ser universal.

El segundo, la solidaridad con los pueblos del mundo como elemento dinamizador de la lucha internacionalista, fundamento que universaliza la lucha. La solidaridad es expresión de la identidad y conciencia del pueblo negro.

Y el tercer fundamento, es la integración de las luchas étnicas, clasistas, de género, sexuales, de liberación nacional y de los pueblos negros, en una sola.

En la lucha del pueblo negro en Estados Unidos, renace la lucha de Martin Luther King, Malcom X, Ángela Davis y muchos líderes revolucionarios afro, que han dado continuidad a los esfuerzos de libertad de los mandingas.

2015  Voces de Colombia   Diseñado por: Equipo Digital ELN