contadores web Voces de Colombia / ELN - ¡Camilo Vive Carajo!

Inicio

¡Camilo Vive Carajo!

En alguna ocasión escuché la expresión de Camilo enunciando que “Cuando unamos el Cristianismo y el Marxismo, la revolución será invencible”.

¿Qué quiso significar el Cura Guerrillero con este sentimiento de profunda reflexión? ¿Tiene validez frente a los nuevos acontecimientos que vive Colombia en especial y el Continente en general?

¿Ha sido consecuente el ELN con los planteamientos de uno de sus máximos exponentes del pensamiento político?

¿Es posible llevar a la praxis esta modalidad de confluencias ideológicas en el plano de la revolución política en nuestro medio circunstancial en que nos desenvolvemos?

Hagamos algunas reflexiones al respecto, que de seguro, nos alimentaran como Organización, como proceso y como Nación; no se trata aquí, de descubrir que el agua moja, pero si decir que revivir y actualizar este interesante debate, nos puede colocar a las puertas de ser más protagónicos ante los sectores sociales que se identifican con la propuesta y de eso se trata; de unir el mayor número de personas para ponerle carne al proceso revolucionario que tanto lo requiere.

Camilo observó con mucho detenimiento que la población colombiana y latinoamericana, mayoritariamente es cristiana, herencia legada o impuesta por la colonización europea del siglo XVI, sean estos católicos, evangélicos, protestantes, adventistas o el nombre que se le desee poner a las creencias donde el dios central es Jesucristo, a diferencia del Islam, del Budismo, del Judaísmo, etc., donde el dios de estas religiones monoteístas son otros diferentes.

El cristianismo es un terreno fértil para unir política y religión, teniendo en cuenta que Jesús, según los Evangelios “Es el camino, la verdad y la justicia”; que Jesús nació de un hogar pobre, creció entre los pobres y optó por los pobres y que bajo las circunstancias en que se desenvolvió como personaje histórico, luchó hasta las últimas consecuencias por organizar a los pobres contra las injusticias opresivas del Imperio Romano y que su lucha fue de Liberación contra el opresor y sus secuaces.

¿Unir política y religión es fundamentalismo?

Hasta cierto punto de la controversia si lo es, pero apartando todos los temores que este concepto puede rebullir en nuestros sentimientos y pensamientos, utilicemos la parte noble de él; por ejemplo: Ser exigente e intransigente a lo que profesamos, que lo utilicemos por ser fundamento o elemento principal de lo que pensamos, cimiento sobre el que apoyemos nuestro pensamiento, razón o motivo principal para asegurar nuestra forma de pensar y actuar y raíz y origen que basa su mayor fuerza en nuestro pensamiento.

Si revisamos la historia de la humanidad al respecto, encontramos que desde un comienzo ha sido así; Los griegos con sus creencias y dioses impusieron el dominio en sus alrededores próximos; más adelante, el imperio romano adocena al cristianismo primitivo y como catolicismo lo oficializa como religión para también imponer su dominio por muchos siglos al antiguo mundo (léase Europa). Lo propio realizaban árabes en el Medio Oriente con El Islam y los Judíos como Israel en La Palestina; igual acontece sobre la milenaria China y la enigmática Rusia.

En tanto, los nuevos imperios impulsan y adecuan la religión a sus propios intereses, como es el caso de los ingleses y su protestantismo y los gringos con sus “Testigos de Jehová”.

En el mundo moderno, todo gobierno de cada país, profesa su religión oficial; ninguno, entre otras cosas, se declara “ateo”, incluyendo a los Estados Laicos, quienes aceptan en sus constituciones la multiplicidad de sus religiones.

¿Por qué nosotros en el proyecto de “Nuevo País” hemos de ser diferentes?

¿Acaso nos es vedada La Teología de La Liberación como religión oficial de la revolución?

En su pensamiento coherente de la unión entre cristianos y Marxistas, Camilo enfatiza:

"Si la eficacia del amor al prójimo no se logra sino mediante una revolución, el amor al prójimo debe considerar la revolución como uno de sus objetivos y si en esa revolución se concibe en la acción, en la práctica, con algunos métodos y objetivos marxistas, leninistas, no es que los marxistas se vuelvan cristianos o los cristianos marxistas, sino que se unen para la solución técnica de los problemas de las mayorías de los latinoamericanos y que esta solución debe ser permitida no solo para los católicos, sino obligatoria, para el sacerdote".

Al analizar la sociedad colombiana me he dado cuenta – dice Camilo- “de la necesidad de una revolución para dar de comer al hambriento, de beber al sediento, vestir al desnudo y realizar el bienestar de las mayorías de nuestro pueblo, sólo a través de ella podemos realizar el amor que los hombres deben tener a sus prójimos”.

Más adelante Camilo señala:

“Un fenómeno social cuya evidencia es a todos manifiesta es el de la preocupación del hombre actual por los problemas económicos y sociales… Después de la revolución industrial, cuando los ricos se hicieron más ricos y los pobres más pobres, las preocupaciones de los intelectuales se orientaron hacia la solución de problemas vitales para la existencia misma de una gran parte del género humano… Muchos intelectuales católicos comienzan a plantear el problema de la cuestión social frente a los principios cristianos… cuya actividad es protocolizada en el Magisterio ordinario de la Iglesia, por medio de las Encíclicas Sociales que han emanado de la Santa Sede en forma ininterrumpida desde fines del siglo pasado, (siglo XX), hasta nuestros tiempos”.

En su Mensaje a los Cristianos Camilo recuerda:

“Es necesario que en este momento decisivo para nuestra historia, los cristianos estemos firmes alrededor de las bases esenciales de nuestra religión.

“Lo principal en el Catolicismo es el amor al prójimo. «El que ama a su prójimo cumple con su ley... Este amor, para que sea verdadero, tiene que buscar eficacia. Si la beneficencia, la limosna, las pocas escuelas gratuitas, los pocos planes de vivienda, lo que se ha llamado «la caridad», no alcanza a dar de comer a la mayoría de los hambrientos, ni a vestir a la mayoría de los desnudos, ni a enseñar a la mayoría de los que no saben, tenemos que buscar medios eficaces para el bienestar de las mayorías.

“Esos medios no los van a buscar las minorías privilegiadas que tienen el poder, porque generalmente esos medios eficaces obligan a las minorías a sacrificar sus privilegios… Es necesario entonces quitarles el poder a las minorías privilegiadas para dárselo a las mayorías pobres… La Revolución, por lo tanto, es la forma de lograr un gobierno que dé de comer al hambriento, que vista al desnudo, que enseñe al que no sabe, que cumpla con las obras de caridad, de amor al prójimo, no solamente en forma ocasional y transitoria, no solamente para unos pocos, sino para la mayoría de nuestros prójimos. Por eso la Revolución no solamente es permitida sino obligatoria para los cristianos que vean en ella la única manera eficaz y amplia de realizar el amor para todos. Es cierto que «no haya autoridad sino de parte de Dios» (San Pablo, Romanos XXI, Pero Santo Tomás dice que la atribución concreta de la autoridad la hace el pueblo.

“Cuando hay una autoridad en contra del pueblo, esa autoridad no es legítima y se llama tiranía. Los cristianos podemos y debemos luchar contra la tiranía… Después de la Revolución los cristianos tendremos la conciencia de que establecimos un sistema que está orientado por el amor al prójimo”.

Finalmente para la ocasión, en el Mensaje a los comunistas, Camilo reafirma:

“Los cristianos tenemos la obligación de contribuir a la construcción del estado socialista siempre y cuando se nos permita adorar a Dios como queremos”.

“El deber de todo cristiano es ser revolucionario, y el deber de todo revolucionario es hacer la revolución», «Los marxistas luchan por la nueva sociedad, y nosotros, los cristianos, deberíamos estar luchando a su lado”

Que mejor manera, que hermosa ocasión de recordar 15 de Febrero a nuestro Comandante en Jefe Camilo Torres Restrepo, cuando el Cura Guerrillero cumple 47 años de haber caído en combate con el Ejército colombiano en Patio Cemento, Santander; pero también, 12 días antes, el 3 de Febrero, Camilo estaría cumpliendo 84 años de su existencia humana.

Sería uno de los mejores homenajes a nuestro querido y siempre recordado Héroe de la Revolución colombiana, latinoamericana y planetaria abrir el debate sobre la vigencia y actualidad de su pensamiento.

Este debate nos enriquece, nos fortalece y nos coloca al frente de una de las más sentidas necesidades que la revolución exige.

Febrero 15 del 2013

Voces del ELN

Dialogos de Paz

Otras Voces

Revistas & Vídeos

@ELN_Colombia

by acls us

RANPAL.NET

1. Editorial Play Download this Song
2. Reporteros Insurgentes Play Download this Song
3. La Patria Rebelde Play Download this Song
4. La Música Play Download this Song
5. Rock & Música Urbana Play Download this Song
6. Canción Social Play Download this Song
7. Revolución Estereo Play Download this Song
8. Recorriendo la Historia Play Download this Song
9. Programas Especiales Play Download this Song

Rock / Andina / Cantos

1. La Libertad Play Download this Song
2. Hijos del Sur Play Download this Song
3. Himno Guerrillero Play Download this Song
4. Jairo Semilla Play Download this Song
5. Mujer Rebelde Play Download this Song
6. La Sociedad Play Download this Song
7. Poema por la Paz Play Download this Song
8. Zamba de Anori Play Download this Song
9. Canto a mi Pueblo Play Download this Song

Llanera / Vallenato...

1. 4 de Julio Play Download this Song
2. Gavilan Vampiro Play Download this Song
3. Madre Guerrillera Play Download this Song
4. La Espada de Bolívar Play Download this Song
5. Las Promesas Play Download this Song
6. Falsos Positivos Play Download this Song
7. Canción a los Presos Políticos Play Download this Song
8. El Hijo del Rojo y Negro Play Download this Song
9. Pueblo Unido Play Download this Song
BilerChildrenLeg og SpilAutobranchen