youtube.com/1964eln,
@eln_voces

vocesdecolombia@eln-voces.com
tu_voz@eln-voces.com

PEÑALOSA: Gobernar para el gran empresariado

Escrito por Ramón Gaitán

 

  1. El Bronx y la fiesta de las constructoras

El aniversario de la toma al Bronx en Bogotá, fue adornado con bailes y conciertos por la alcaldía y presentado de forma escandalosa como un "exitoso proceso“, desconociendo así las afectaciones provocadas a los pequeños comerciantes y habitantes de la zona, afectaciones que han sido ignoradas, aunque han sido denunciadas por las comunidades y distintos centros de investigación. Mientras tanto las constructoras también celebraron.

¿Y cómo no van a celebrar las constructoras y expertos contratistas, si fueron a los únicos a los que cobijó el plan de "reconstrucción del Bronx"?, mejor dicho lo rescataron para ellos y esa fiesta apenas les comienza: Tan solo un mes después de la intervención, con una eficacia y disponibilidad de recursos inusitadas, arrancaron las compras de predios y las demoliciones, además la alcaldía anunció al menos 130 mil millones para Centros comerciales, zonas verdes, parques, edificios gubernamentales y educativos, ciclo rutas, viviendas (2.614), parqueaderos, estaciones de transporte, vías etc.

Estas zonas estaban georreferenciadas por constructoras y partidos políticos de la ciudad, para avanzar en la ejecución del proyecto de renovación urbana denominado “Pieza Centro” que contempla convertirla en una zona de "economía naranja". El gran actor en esta reconstrucción es la Empresa Renovación y Desarrollo Urbano de Bogotá (representante directa de algunas de las grandes constructoras e inversionistas entre ellas la Empresa Metro).

Mientras tanto, cerca de 15.000 personas en situación de adicción a las drogas, esclavizadas por mafias de policías, narcoparamilitares y duramente reprimidas por las fuerzas armadas, así como habitantes del sector, fueron expulsados del lugar por la fuerza, para ellos no hubo recursos ni agilidad en la atención institucional, fueron tratados como parte de la basura, desechos y escombros que necesitaban sacar del lugar.

El negocio es redondo: la alcaldía se encarga de comprar a precios muy bajos los terrenos, por tratarse de "una peligrosa zona que debe ser rescatada", adecúa el sector con obras de infraestructura, y posteriormente vende los predios o abre amañadas licitaciones, entregando cuantiosos recursos a sectores de la construcción amigos y patrocinadores de la alcaldía, una vez reconstruida la zona, los precios se elevarán y multiplicarán el valor de la compra de los terrenos.

La fiesta de las empresas constructoras se agranda, con el compromiso de Peñalosa de entregarle lo poco que queda de zonas de reserva forestal y humedales.

 

  1. Derechos e Inversión social: Sin plan de reconstrucción

Peñalosa viene liderando además, la demolición del andamiaje institucional para garantizar los derechos sociales, de los sectores pobres de la ciudad, que fue construido por estos, durante las administraciones del Polo y los Progresistas. Ahora, los avances en educación, salud y alimentación han sido reversados y no cuentan en el corto, mediano o largo plazo con plan de reconstrucción.

 

La educación no es una prioridad

La administración no ha comprado ni un solo lote para la construcción de colegios nuevos (como prometiera en su campaña), así lo evidencia el informe presentado por la misma alcaldía a la Comisión de Hacienda en el mes de Mayo.

El contraste no puede ser más claro: mientras para la reconstrucción del Bronx  se han tramitado en menos de un año, 61 ofertas de compra del total de 62 predios, para la construcción de nuevos colegios públicos no se ha definido la compra de nuevos lotes (de los supuestos 22 en tramite), ni se ha avanzado en la construcción de los 5 colegios que quedaron aprobados y diseñados durante la administración anterior, en localidades como Ciudad Bolivar o Kennedy.

Lo único que ha otorgado el alcalde Peñalosa para la educación, es la brutal represión contra el magisterio, durante el reciente paro nacional.

 

Transporte: Profundizar el monopolio

Es evidente para las familias pobres de Bogotá, que la administración de Peñalosa le ha golpeado en su bolsillo, profundizando su situación de pobreza.

EL costo del transporte "público" aumenta drásticamente por exigencia del monopolio que opera el transporte en la ciudad: Al finalizar este año con la fase final de unificación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP), anunciada por Transmilenio S.A., se pretende integrar a otros 5.000 buses del esquema tradicional que se resisten aún. Estos buses “provisionales” representan el 11 por ciento del transporte público en la ciudad y manejan costos inferiores a los impuestos por Peñalosa y la Junta directiva del SITP, días después de iniciar su mandato.

Estamos hablando del incremento al costo de transporte de rutas que mueven al día cerca de un millón y medio de usuarios y que llegan a zonas periféricas de la ciudad en donde habitan principalmente familias pobres. Los propietarios de estos buses se han venido movilizando en contra de la medida de unificación, pues consideran que buscan llevar a los pequeños transportadores a la quiebra para favorecer el gran monopolio.

 

Hipotecar la EAB para financiar Transmilenio

A la intención de la alcaldía de vender la Empresa de Teléfonos de Bogotá (ETB) (suspendida momentáneamente por la orden del Juzgado Cuarto Administrativo), se sumó la semana pasada, la aprobación en el concejo de un cupo de endeudamiento para la Empresa de Acueducto, Alcantarillado y Aseo de Bogotá (EAB-ESP), por más de 3 billones de pesos, crédito que no cuenta con un respaldo que garantice el pago, en términos de la capacidad financiera de la empresa y que la encamina por vía de la quiebra hacía la privatización.

Buena parte del crédito aprobado ($1,22 Billones) será puesto en función de la financiación de las nuevas troncales de Transmilenio. Así, se quiebra la empresa pública y se le da el dinero a los transportadores privados.

 

  1. Revocatoria sigue andando: el empresariado resiste

Finalmente el Tribunal Superior de Bogotá rechazó la tutela que interpuso Peñalosa contra el CNE, en donde argumentaba que el proceso de revocatoria, violaba supuestamente su derecho a ser elegido, dándole continuidad a un proceso de inconformidad popular que ha venido adquiriendo dimensiones que el mismo alcalde desestimó en principio.

Quienes vienen sosteniendo política y económicamente al Alcalde, no dudaron en pronunciarse y apoyarlo, así como en desplegar una campaña mediática y el más intenso lobby en distintas instancias de la administración pública y judicial, con un solo objetivo: evitar a toda costa que la ciudadanía ejerza su derecho a pronunciarse y definir la continuidad o no del alcalde de su ciudad.

El gran empresariado está agrupado en instrumentos como el Comité Intergremial Región Capital CIRC, que reúne a sectores como Andi Bogotá, la Cámara de Comercio, Cotelco Bogotá, Fenalco Bogotá, Camacol B&C, Ornato de Bogotá, la Cámara Colombiana de Infraestructura, Lonja de Propiedad Raíz, Sociedad Colombiana de Arquitectos, Sociedad Colombiana de Ingenieros, entre otras. Estos son los jefes de Peñalosa y los actuales dueños de la alcaldía, que los sectores populares quieren sacar con la revocatoria.

Categoría: